Productores de uva de mesa del Valle de Chacabuco se preparan en Systems Approach

La Asociación de Exportadores de Frutas de Chile AG (ASOEX), junto a la Fundación para el Desarrollo Frutícola (FDF) y Corfo, llevan a cabo el proyecto “PROFO GTT UVA DE MESA-Código: 19 REDGTT-11319-3, a través del cual buscan preparar en Systems Approach a los productores de uva de mesa del Valle de Chacabuco.

“Este proyecto está en su segunda etapa de ejecución. Partió con una etapa de diagnóstico, y está enfocado en un 100 por ciento a trabajar para en Systems Approach para que, una vez que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos apruebe las exportaciones de las uvas de Chacabuco bajo este sistema, los productores estén preparados, especialmente considerando que el actual protocolo permitiría los envíos de uvas con Systems Approach desde las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso. Por ello, creemos que al estar los productores de Chacabuco agrupados en una sola provincia podrían tener opción para optar a este sistema”, indicó a Simfruit Giannina Muñoz, directora de fomento de la Región Metropolitana de ASOEX.

“Como Agente Operador, ASOEX, se preocupa de supervisar la ejecución este proyecto, el cual tiene fondos Corfo y también de velar por el correcto uso de los recursos públicos en la ejecución de las actividades, y además al ser un tema que como institución nos preocupa, también busca aportar al sector de la fruta, y de la uva de mesa en especial”, agregó la profesional.

El proyecto surge en Chacabuco, producto de una solicitud de los propios agricultores al seremi de agricultura y porque es el único Valle que reúne a todos los productores de uva en una sola zona.

En cuanto a la continuidad del proyecto, Muñoz observó que, si bien el programa cerró el mes de diciembre su segunda etapa, tiene aprobado un tercer año de ejecución por Corfo debido al buen desarrollo de las actividades los dos años anteriores.

Son 13 las empresas productoras de uvas las que participan en este proyecto. Una de las cuales fue la anfitriona del evento de cierre del segundo año de ejecución, que se realizó hace unos días: Agrícola Aguas Blancas.

Alejandro Salas, gerente técnico de Agrícola Aguas Blanca y Agrícola Esperanza. “Creo que este proyecto es muy necesario para poder crecer, poder relacionarse y comunicarse, así como recibir los conocimientos técnicos para llevar adelante un Systems Approach de manera adecuada. Diría que este proyecto ha engrandecido nuestras vidas, al poder compartir las experiencias y esperanzas de todos los productores de este valle”.

Capacitaciones

Las capacitaciones técnicas estuvieron a cargo de FDF, y fueron realizadas por Carolina Yáñez, ingeniera agrónoma y profesional del Área de Entomología Cuarentenaria de FDF. “Nuestro objetivo fue el de agrupar a los productores con la finalidad de colectar data para ser presentada al SAG y así poder avanzar hacia un Systems Approach en la zona. Ello porque era necesario conocer bien la detección y capturas, especialmente en Lobesia botrana en esta zona, y con ello fue lo primero con lo que partimos. Paralelamente fuimos trabajando con los productores para que pudieran ir detectando y disminuyendo las capturas, en conjunto con el SAG. También se trabajó en Brevipalpus chilensis. Todo ello con el fin de presentar los datos al USDA”.

“Se capacitó en todos los aspectos, primero conocimiento de las plagas de interés como Lobesia botrana y Brevipalpus chilensis, que son cuarentenarias para el mercado de Estados Unidos. Así como también otras plagas de la vid. Además, revisamos todo el protocolo de Systems Approach, por ejemplo, en cómo se obtiene un sitio de producción, cuáles son las características que debe cumplir, la técnica de arrastre por lavado, entre otros muchos conocimientos y técnicas”, añadió Yáñez.

Cabe destacar que, además de los conocimientos técnicos entregados por FDF, este proyecto incluyó también el desarrollo de talleres de liderazgo y trabajo en equipo con la finalidad de generar cohesión y trabajo en equipo entre los productores. “Nuestro objetivo era fortalecer el trabajo en equipo y la colaboración horizontal de los distintos productores que participan en el proyecto. Ha sido una experiencia muy buena, pues se dio una dinámica muy participativa y en un clima muy colaborador, con mucha participación. Pudimos trabajar con los productores en los campos, lo cual, fue muy positivo y único”, puntualizó María Alejandra Ponce, psicóloga encargada de los talleres del GTT.

FUENTE: SIMFRUIT

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s