ministra de Agricultura de Chile y el Director General del IICA pusieron en primer plano el vínculo entre comercio y seguridad alimentaria

La ministra Undurraga puntualizó que el comercio internacional es un elemento fundamental de la seguridad alimentaria a nivel global y que la circulación fluida de productos alimentarios a través de las fronteras y un trabajo coordinado de los distintos países contribuirá a mitigar la inseguridad alimentaria a nivel global.

La ministra de Agricultura de Chile, María Emilia Undurraga, y el Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, presentaron la agenda de la Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas 2021, que comenzará este miércoles y en la que ministros de 33 países debatirán sobre comercio, sostenibilidad y la posición del Hemisferio ante la próxima Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU.

Ante más de 20 periodistas de América Latina y el Caribe, Undurraga y Otero informaron que los ministros tratarán, entre otros temas, el posicionamiento común de las Américas ante la Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU, el surgimiento de amenazas al comercio agropecuario por la aparición de nuevas plagas y enfermedades, los efectos de la variabilidad climática en el sector y su carácter estratégico para la recuperación económica post Covid-19.

En el inicio de los debates los ministros escucharán a la Vicesecretaria General de la ONU, Amina J. Mohammed, y a la Enviada Especial para la Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU, Agnes Kalibata, quienes informarán sobre el curso de acción del foro global que sesionará el 23 de septiembre en Nueva York.

En el encuentro con la prensa, la ministra Undurraga puntualizó que el comercio internacional es un elemento fundamental de la seguridad alimentaria a nivel global y que la circulación fluida de productos alimentarios a través de las fronteras y un trabajo coordinado de los distintos países contribuirá a mitigar la inseguridad alimentaria a nivel global.

Las declaraciones de la ministra Undurraga acerca de la importancia del comercio internacional como un aspecto clave de la seguridad alimentaria mundial fueron compartidas por Otero, quien hizo hincapié en el papel relevante que también cumple el comercio intrarregional y la necesidad de que aumente su volumen.

“En nuestro continente, sólo el 14% de los alimentos que producimos se comercializa entre los propios países de la región. En la Unión Europea, en cambio, se intercambia hacia adentro el 60 o 65% de los productos agropecuarios. Está claro que cuando analizamos las barreras comerciales y las aduanas que obstaculizan el comercio nos damos cuenta de que hay mucho por hacer”, señaló el Director General del IICA.

La ministra Undurraga destacó el papel del IICA en la obtención de consensos que le permitirá al continente americano ser el único que concurrirá con mensajes convergentes a la Cumbre de Sistemas Alimentarios.

En ese sentido, hizo énfasis en la relevancia de que la región subraye que la agricultura es parte de la solución a los desafíos que enfrenta la humanidad.

“Tener posiciones conjuntas nos fortalece como región. El agrícola no es solo un sector productivo; también tiene un impacto profundo en el desarrollo social y ambiental de nuestros países”, señaló.

Undurraga habló también de las consecuencias de la pandemia para el debate sobre el presente y el futuro de los sistemas agroalimentarios.

“Covid-19 ha tensionado nuestros sistemas productivos y ha puesto en primera línea la relevancia de la producción de alimentos. La Cumbre será una oportunidad para demostrar el valor de lo que ocurre en el mundo rural y mirar la agricultura como una actividad central para el bienestar de las sociedades. Lo que hacemos en el mundo rural es producir alimentos para todos, al tiempo que cuidamos el ambiente y los recursos naturales”, dijo.

La ministra se refirió, además, a la importancia del conocimiento y consideró que se debe tener en cuenta no solamente a la ciencia sino también a los saberes de los pueblos originarios que han habitado los territorios durante siglos.

“El conocimiento –afirmó- no es propiedad exclusiva de las universidades, sino también de distintas culturas que se han adaptado muy bien a las condiciones de nuestros ecosistemas, especialmente las climáticas. Cuando asumimos el desafío de alimentar a una población creciente con menos agua y tierra es crucial sumar saberes”.

En cuanto a las consecuencias del cambio climático para la actividad productiva y los desafíos que presenta la adaptación, Undurraga señaló que es fundamental el intercambio de experiencias entre los países.

“Si bien es cierto que el cambio climático nos quita certidumbres, también lo es que precisamente los agricultores siempre han convivido con la incertidumbre. Por eso hay que reunir todo el conocimiento que hay en los territorios. Por otro lado, así como hay regiones muy estresadas por el cambio climático, hay regiones que se van a abrir a nuevas producciones, gracias a las mayores temperaturas. Ya lo estamos viendo en el sur de Chile”, afirmó.

La ministra también explicó las acciones que se están desarrollando en Chile para favorecer un lugar de mayor relevancia a las mujeres y a los jóvenes en los territorios rurales: “Mujeres y jóvenes no han tenido protagonismo histórico en la toma de decisiones en el mundo agrícola y rural. En Chile estamos promoviendo la inclusión de mujeres en muchas actividades laborales que eran de presencia exclusivamente masculina. Se trata de compatibilizar y complementar el rol de las mujeres y los hombres. No es uno o el otro”.

A su turno, Otero destacó la heterogeneidad de la agricultura en las Américas y, en ese sentido, señaló la importancia de que se hayan obtenido consensos de cara a la Cumbre de Sistemas Alimentarios, lo que demuestra la madurez de los países y la disposición a dejar de lado sus características e intereses individuales.

“El continente está destinado a ser protagonista de la seguridad alimentaria y la sostenibilidad ambiental del planeta. Tenemos que estar cada día más juntos porque los temas son supranacionales”, puntualizó.

“La agricultura –dijo el Director General del IICA- es la vida y el futuro de las Américas. Y nuestra tarea es construir puentes entre el mundo rural y el urbano con nuevos cocimientos y cooperación técnica, para facilitar la innovación que beneficie a la gente. El futuro de la agricultura ya llegó y va a mejorar la calidad de vida de nuestro continente”.

Otero explicó que el IICA defiende la centralidad de la producción agropecuaria y la búsqueda de consensos para la acción transformadora. En ese sentido, consideró que la agricultura también puede hacer una contribución relevante a la mitigación y adaptación al cambio climático.

 “No conozco –aseguró- ningún productor que quiera destruir su medio ambiente. Los sistemas agroalimentarios que tenemos son perfectibles, pero no fallidos. No hay nada que esconder. Tenemos que mostrar al mundo lo que estamos haciendo”.

En el marco de la Conferencia Ministerial sesionará, además, la Junta Interamericana de Agricultura, principal órgano de gobierno del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

FUENTE: IICCA

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s