ALIANZA PRODUCTIVA DE INDAP AYUDARÁ A ENFRENTAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Hasta Maule Sur se trasladó el director nacional de INDAP para conocer el trabajo de una Alianza Productiva que elabora carnes de alta calidad y que enfrenta el cambio climático con un innovador proyecto: Potreros de Carbono (PoC).

Para conocer en detalle el trabajo de una Alianza Productiva que opera en el Maule Sur, el director nacional del INDAP, Carlos Recondo, recorrió las comunas de Parral y Retiro. El proyecto impulsado por este servicio del agro y Carnes Andes Sur promueve la crianza y comercialización de carne de vacunos, corderos y cerdos, provenientes “granjas familiares” en las que los animales crecen en praderas, respetando su bienestar y el medio ambiente.

En este proyecto, enmarcado en el Programa de Alianza Productivas de INDAP, participan 62 pequeños ganaderos, apoyados a través del Servicio de Asistencia Técnica (SAT) y del Programa de Desarrollo Local (Prodesal). Carnes Andes Sur, es una sociedad anónima en la que cerca del 50% de sus asociados son usuarios de INDAP.

Observó en terreno las distintas fases del trabajo que contempla esta alianza que comienza con asesorías técnicas integrales para que los pequeños ganaderos implementen un control de sus actividades y un manejo productivo de los predios. Se busca aumentar los volúmenes de producción y venta de “terneros naturales”, mejorar la calidad de esta carne para cumplir con las exigencias y protocolos de producción natural exigidos por la empresa.

El director nacional de INDAP estuvo acompañado por sus pares de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), María Emilia Undurraga; y del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Horacio Bórquez. También fueron parte de estas visitas, el director regional de INDAP Maule, Óscar Muñoz, profesionales y equipos técnicos de esta región.

El itinerario se inició en Parral, visitando la planta faenadora móvil que Carnes Andes Sur dispone para que los pequeños productores “faenen” sus animales. Más tarde, llegó hasta el sector Santa Delfina, en Retiro, para conocer el predio donde se realiza la faena propiamente tal: allí inspeccionó la infraestructura, los corrales, el área de aturdimiento y el manejo de riles, entre otras dependencias.

Otro ámbito de interés y que representa una innovación en el trabajo conjunto de esta Alianza Productiva, es el proyecto Potrero de Carbono (PoC). La iniciativa busca que predios de ganadería bovina de la Agricultura Familiar Campesina (AFC) contribuyan en la búsqueda de soluciones y medidas de adaptación que el cambio climático requiere. También persigue mejorar los niveles de secuestro de carbono en el suelo, mediante prácticas productivas resilientes, inteligentes y sustentables, disponiéndose cada predio de un PoC.

En opinión del director nacional de INDAP, la iniciativa impulsada a través de esta Alianza Productiva integra a los pequeños ganaderos de la Agricultura Familiar Campesina y les permite incorporarse a este círculo de producción de terneros, acceso a una planta faenadora móvil e integrar un negocio que les entrega certezas para la comercialización de sus productos. “Aquí hay asociatividad de pequeños agricultores, encadenamiento con una empresa que faena, transforma y agrega valor, y vinculación con el mercado al asegurar su comercialización. Es una experiencia importante que desde INDAP queremos replicar y ampliar para dar más certezas a nuestros agricultores”, comentó Carlos Recondo.

Por su parte, la directora nacional de Odepa, María Emilia Undurraga comentó que “la experiencia de esta cadena productiva de ganadería sustentable es importante mirarla con una visión de futuro, pensando en los consumidores. Una base de asociatividad, en conjunto con el INDAP y el SAG, que permite una experiencia desde la producción hasta la mesa. Eso es lo que estamos promoviendo”.

Zenón Aravena participa de esta Alianza Productiva y considera que ha sido una buena experiencia. “Gracias al INDAP, a los subsidios y a la asesoría de la alianza, hemos cambiado la raza. Tenemos menos animales, pero menos más kilos de carne”, detalla. En este contexto han implementado “galpones, corrales, patios de forraje techado; estamos trabajando bien”, dijo.

Carnes Andes Sur trabaja hace 20 años y centra su accionar en el Maule Sur, desarrollando un producto exclusivo y de calidad: carne natural de ternero que comercializa en mercados específicos y de altas exigencias en Santiago, Rancagua y Curicó. Gracias a un detallado plan de negocios, entregan su producción en hoteles, restaurantes boutiques, distribuidores de carne y casas.

Con anterioridad, el director nacional de INDAP visitó Pelarco. El jueves por la tarde se entrevistó con el alcalde esta comuna, Bernardo Vásquez, y con los profesionales que integran el equipo Prodesal. En la cita, dialogaron sobre las diferentes acciones que conjuntamente implementan ambas instituciones en beneficio de la pequeña agricultura local; además visitaron un espacio que el municipio dispone para implementar un Mercado Campesino. Conoció la experiencia de la Cooperativa Coopcam, integrada por seis mujeres productoras de alimentos para aves y animales que gracias al apoyo de los instrumentos de INDAP se constituyeron durante 2018.

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s