Ministro Valenzuela y emergencia agrícola por déficit hídrico en Magallanes: “Nos permite hacer un catastro de los sectores más afectados y poder trabajar fondos convergentes”

El 12 de enero se declaró situación de emergencia agrícola por déficit hídrico en la región de Magallanes con el fin de entregar ayuda a productores, según disponga la autoridad competente, en conjunto con la dirección de presupuestos.

Por primera vez en la historia, el ministerio de Agricultura decidió declarar emergencia agrícola por deficit hídrico en la región de Magallanes y la Antartica Chilena, situación que se produjo por la falta de lluvias en el invierno recién pasado.

Frente a esta situación el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, detalló que “después de un estudio del INIA, que demuestra la afectación de las pasturas y la falta de agua, nos permite que, a través de la seremi de agricultura, se pueda hacer un catastro de los sectores más afectados y poder trabajar fondos convergentes con el gobierno regional y municipios, así como peticiones desde el ministerio a la Dipres, para poder ir en asistencia a quienes están sufriendo este fenómeno extremo en la región”.

Por su parte, la Seremi de Agricultura, Irene Ramírez, señaló que la resolución representa una herramienta que permitirá brindar un apoyo a un sector que se ve afectado por el déficit hídrico. “Como gobierno estamos trabajando desde los territorios con los principales actores, en este caso el sector ganadero y desde una de sus asociaciones, como es ASOGAMA, para definir, los sectores más prioritarios para llegar con el agua para bebida animal. Por su parte, INDAP, a través de sus oficinas de áreas, ha catastrado a los productores agrícolas y ganaderos de la agricultura familiar campesina y nos estamos planteando un trabajo a corto plazo para abordar las situaciones más críticas”.

La Delegada Presidencial Regional, Luz Bermúdez manifestó que “estamos agradecidos de haber tenido una respuesta rápida desde el Ministerio de Agricultura a nuestra gestión. Lamentablemente, durante la temporada invernal del año 2022 no se cumplieron las expectativas hídricas debido a la falta de lluvias comprometiéndose la cantidad del recurso hídrico, lo que afectó directamente al sector ganadero, por la falta de forraje. 

Las autoridades regionales declararon que la situación hídrica es complicada, por lo que se solicitó un informe técnico del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y hoy se decidió la emergencia agrícola por déficit hídrico y “gracias a esto tomaremos acciones inmediatas para asegurar el suministro de agua a los campos que hoy se encuentran totalmente secos. Solo queda definir en mesa técnica la distribución de los recursos, que irán destinados a productores agrícolas y ganaderos de sectores rurales”., dijo la delegada.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Ganaderos, ASOGAMA, Gerardo Otzen, dijo que “estamos felices por eso, agradecido de la gestión de la Seremi y de la delegada regional. La verdad es que se entendió lo que represente la sequía en sus patios, donde está todo amarillo. Bueno y eso en los campos es peor y para revertir esto, lo primero es darles bebida a nuestros animales”. 

La falta de agua en los campos afecta el normal desarrollo de la vegetación que representa la principal fuente de forraje para la ganadería ovino en Magallanes, una de las principales actividades productivas regionales, con un gran desarrollo de la industria con al menos dos plantas frenadoras certificadas para exportación de carne ovina.

Las proyecciones de los expertos indican que se continúa con características de sequía meteorológica e hidrológica, ambas se reflejan en la disminución de la disponibilidad hídrica superficial y subterránea, con manifestaciones que afectan el desarrollo normal de cultivos como alfalfa, avena en el establecimiento de praderas, lo que ha sido ratificado en las diversas reuniones que ha sostenido la máxima autoridad del agro con distintos actores como alcaldes y asociaciones de ganaderos. Todo esto hizo concluir al comité de Gestión Integral de Riesgos y emergencias agropecuarias que la región de Magallanes muestra algún grado de sequía meteorológica. 

Los daños que ha causado y seguirá causando la falta de precipitaciones en los sistemas hortícolas y ganaderos de las comunas de San Gregorio, Primavera, Laguna Blanca, Torres del Paine y Porvenir, constituyen una emergencia agrícola.

Todo lo anterior han sido los antecedentes para decretar Emergencia Agrícola por Déficit Hídrico para la región de Magallanes.

FUENTE: MINAGRI CHILE

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s