Áreas sembradas de maíz amarillo aumentan en el país por los mayores precios en el mercado

Las mayores áreas de cultivan se concentran en San Martín, Piura, Ucayali y Amazonas.

Un incrementó de 2,1% de los cultivos de maíz amarillo se registró en los primeros meses de la campaña agrícola 2022/2023, debido a las mayores áreas de siembras en la región Selva. Los departamentos que mostraron un mayor aumento de siembra de maíz, fueron San Martín (39,2%), Piura (45,0%), Ucayali (30,9%) y Amazonas (5,7%).

La oferta de maíz amarillo duro  está constituida por las importaciones que representan un 77% y la producción nacional un 23%. En las últimas dos décadas, las importaciones se triplicaron mientras que la producción nacional solo creció en un 33%. La fuerte competencia internacional, los problemas estructurales y la falta de competitividad, son los factores que limitan el desarrollo productivo.

Según la publicación de la Dirección de Estudios Económicos (Midagri, 2022), el commoditie maíz amarillo duro muestra que la producción en el tercer trimestre del 2022 disminuyó en un 3,9% respecto al mismo periodo del año pasado. Situación diferente en el 2021 que se incrementó en 12,6% respecto al 2020. La causa de la baja producción sería el impacto por los altos costos de fertilizantes químicos y otros insumos, que afecta a los ingresos de los pequeños y medianos productores, los que han impactado en menores rendimientos (-6,5%).

Cabe resaltar que para la campaña agrícola 2022/2023 se estimó que las siembras alcanzarían un total de 296 mil 202 hectáreas, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Intenciones de Siembra (2022). Además, las condiciones climáticas serían favorables para el desarrollo del cultivo del maíz amarillo duro; así, los productores podrían incrementar sus siembras y tener la posibilidad de comercializar sus productos a mejores precios.

PRODUCCIÓN MUNDIAL

De otro lado, la producción mundial de maíz amarillo duro para la campaña agrícola en el periodo 2022/2023  descendería en 1 millón 168 mil de toneladas, que significa un 4,0% menos respecto a la campaña anterior.

Las razones principales radican en las condiciones agroclimáticas adversas en el hemisferio norte y los efectos del conflicto bélico en la zona europea.

Respecto a los precios internacionales, en el mes de marzo de 2022 llegaron al nivel más alto de los últimos ocho años, de ahí que el maíz del Golfo USA se cotizó en US$ 360 por tonelada y el maíz argentino alcanzó US$ 336 por tonelada.

En medio de indicios de desaceleración económica mundial que podrían mantenerse en el 2022 y prolongarse hasta mediados del 2023, hay una presión por una mayor demanda de maíz amarillo duro, que podría disminuir las cotizaciones, como se observa desde el mes de abril de este año.

Sin embargo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura  (FAO), las perspectivas de una menor producción de maíz amarillo duro podrían contener el descenso de los precios internacionales y, por el contrario, mantenerlos en niveles altos.

Importante

Para mayor información, puede revisar el último boletín del Observatorio de commodities- Maíz amarillo duro N° 003-2022 en el siguiente enlace: http://bit.ly/3VidDLe.

FUENTE: MIDAGRI

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s