Crisis hídrica: ¿Puede la tecnología contribuir a mejorar este problema?

Según el estudio World Resources Institute del Pacto Mundial de las Naciones Unidas una cuarta parte de la población mundial enfrenta estrés hídrico, es decir en ellos la demanda de agua es “extremadamente más alta” que la cantidad disponible.

La crisis hídrica es una situación que, de una u otra manera, afecta al mundo entero. 17 de 164 países viven hoy una situación complicada en cuanto a la disponibilidad de recurso hídrico (estrés hídrico extremadamente alto), mientras que Chile está en el lugar 18 del estudio World Resources Institute del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Esto lo posiciona en el primer lugar entre los países de América Latina con “estrés hídrico alto”.

“El planeta está cubierto por tres cuartas partes de agua y el porcentaje  que es aprovechable para uso humano ha bajado bastante, cada dia que pasa el agua dulce o aprovechable es más escasa; hay zonas donde tenemos mucha agua, pero hay otras que viven sequías constantes y el cambio climático  lleva a que, básicamente, esa realidad se empiece a multiplicar por todo el mundo; climas mediterráneos como el nuestro y que se replican en otras partes del mundo, hoy tienen este riesgo de quedar en escasez hídrica, no olvidemos lo que pasó hace algunos años en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, que estuvieron a punto de quedarse sin agua para consumo humano, y en el verano en nuestro país, principalmente en Santiago, se nos vino encima el fantasma del racionamiento o la escasez que sería un tema complicado, no porque es Santiago, sino porque viven casi 10 millones de personas ahí”, explicó Nicolas George-Nascimento, Sales & Marketing Manager Chile en Rivulis Irrigation.

El agua es un elemento fundamental para la vida y la producción de alimentos y debido al crecimiento de la población, su demanda también se ha elevado. Según la Oficina de Estudios y Políticas Públicas, ODEPA, en Chile el mayor consumidor de agua es el sector agrícola (lo que se repite a nivel mundial), utilizando un 73% del recurso disponible, con lo que se riegan 902.158 hectáreas (VIII Censo Nacional Agropecuario y Forestal, año agrícola 2020 – 2021).

Frente al creciente aumento de la población, que el pasado 15 de noviembre de 2022 según Naciones Unidas llegó a 8.000.000.000 de personas en el planeta, surgen diversas interrogantes respecto de cómo enfrentar la escasa disponibilidad de agua y garantizar la seguridad alimentaria de los habitantes de la tierra. En este contexto el uso de la tecnología es un gran aliado.

“Si consideramos la baja disponibilidad del recurso hídrico el uso de éste tiene que ser mucho más eficiente, tiene que buscar aumentar la eficiencia a niveles mucho más altos a lo que hoy estamos acostumbrados y ahí entramos nosotros como compañía, como desarrolladores, en términos de buscar la mayor  eficiencia de aplicación de agua en los cultivos; no olvidemos que la agricultura es uno de los rubros con un mayor uso consumo de agua y tenemos que hacer que ese uso sea eficiente, lo que buscamos básicamente es la eficiencia de aplicación y utilización del agua en los cultivos agrícolas para poder, de alguna manera, con la misma cantidad de agua, tener una mayor producción”, detalló Nicolas George-Nascimento.

Rivulis, empresa líder a nivel mundial, trabaja desde 1966 proporcionando soluciones completas de riego por goteo a las necesidades de los productores, ya sea para operaciones individuales o grandes plantaciones corporativas en las industrias agrícolas, hortícolas, de invernaderos, y mineras. Poseen una fuerte presencia a nivel global, con 16 plantas de manufactura y 3 centros de investigación y desarrollo ubicadas en California, Grecia e Israel; este último país es referente en cuanto a gestionar problemas de crisis hídrica.

“Siempre se dice en Israel falta agua, pero más allá de que falte o no agua, son expertos gestionando el agua; la mitad del país tiene agua y la otra mitad es un desierto,  la verdad es que lo han hecho mucho más eficiente y de ahí viene todo este conocimiento, más de 60 años de conocimiento, de desarrollo del uso eficiente del agua y que se ha ido replicando, y distintas parte del mundo, cada lugar o cada territorio tiene características particulares”, indicaron desde Rivulis.

Rivulis ha desarrollado diversas soluciones básicamente en lo que es emisión, en la aplicación de agua en terreno; son pioneros en goteros autocompensados y otros desarrollos posteriores que han contribuido al mejor uso del recurso hídrico.

“Hoy contamos con una amplia gama de emisores, goteros, microaspersión envueltos en lo que es microriego que te pueden permitir un montón de soluciones y diversas aplicaciones a  diferentes cultivos anuales, vegetales, hortalizas, hasta huertos establecidos que pueden durar 15-20 años como lo son los nogales, los cerezos; en ese sentido la parte de emisión lleva la delantera en lo que es desarrollo y portafolio, y después un montón de otras soluciones tecnológicas; tenemos cosas bien interesantes, una de  ellas es Manna, que es un software que te permite tomar decisiones de riego de manera inteligente sin hardware, esto en base a un algoritmo de imágenes satelitales que van entregando básicamente el estado hídrico de los huertos y el uso del big data de información meteorológica y otros parámetros climáticos que te permiten cruzar en este algoritmo los datos, y esa información  proporcionarla al cliente para poder tomar decisiones de riego inteligente”, señaló el Sales & Marketing Manager Chile en Rivulis Irrigation.

¿Pero cuánto más eficiente puede ser el uso de agua en la agricultura utilizando los diferentes métodos de riego tecnificados?

“Cuando pensamos en términos de eficiencia del uso del agua, en un riego tradicional con una tecnificación rustica tipo riego por surco, la eficiencia anda alrededor del 35-40 por ciento, cuando adaptamos una tecnología de microriego, riego localizado, estamos hablando de microaspersión o goteo, las eficiencias van a un 85-90 por ciento; por lo tanto, si uno hace ese cálculo podría llegar  a aumentar  la eficiencia al doble, incluso ante un mal sistema de riego, podría llegar a aumentar la eficiencia al triple, lo cual genera una gran economía del agua. Si una persona puede regar una hectárea por surco, puede ser que llegue a regar 2,5 hectáreas con riego tecnificado, por lo tanto  aumentamos la  producción, eres más eficiente y se transforma, además, en un apalancador de inversión lo que te permite ir tomando decisiones”, detalló George-Nascimento.

Claramente la tecnología revierte un gran aporte en la eficiencia del uso del agua y de paso un evidente beneficio para los productores y la situación hídrica que se vive en Chile y el mundo. Rivulis cuenta con una amplia gama de productos y software de diseño de riego, y actualmente están trabajando en el lanzamiento del sistema Reelview que permite, en simples pasos, poder mapear un campo y recibir la información sobre el estado  de humedad del cultivo.

“Un proyecto de plantación de frutales en el año 2022 no tiene ninguna posibilidad de no ser regado por riego tecnificado, debe ser por riego presurizado o goteo por microaspersión; yo tuve un profesor hace más de 20 años que nos decía que no existía ninguna posibilidad de que un proyecto en ése momento se hiciera sin riego tecnificado, sin embargo 20 años después aún siguen apareciendo huertos que se riegan por tendido o por surco y eso, la verdad, es que  hoy no va más”, concluyó Nicolas George-Nascimento, Sales & Marketing Manager Chile en Rivulis Irrigation.

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s