Investigación confirma que nanoburbujas pueden ayudar a limpiar las superficies de los alimentos

En Chile existen estudios en el uso de la tecnología en riego de arándanos y nogales

Moleaer, empresa de tecnología de nanoburbujas con sede en Carson, California, en asociación con investigadores de Virginia Tech, informaron los resultados de un estudio, el cual permite afirmar que las nanoburbujas cargadas de oxígeno tienen éxito en la alteración de las biopelículas microbianas.

El estudio, publicado en Food and Bioprocess Technology, señala que las nanoburbujas reducen y eliminan eficazmente microbios, incluidos E. coli, Listeria innocua y Vibro parahaemolyticus, en superficies de plástico y acero inoxidable que, normalmente, se utilizan para la manipulación de alimentos, dentro de los cinco minutos después de exposición, según el comunicado de prensa.

Tecnología

La tecnología de nanoburbujas inyecta billones de nanoburbujas ricas en oxígeno en el agua. Estas nanoburbujas, 2.500 veces más pequeñas que un grano de sal, aumentan el potencial de reducir la oxidación, que trata o elimina patógenos y biopelículas a través de un proceso conocido como oxidación.

“Basándonos en nuestra investigación, encontramos que las nanoburbujas inducían una reducción completa de las biopelículas comunes que se encuentran en la industria alimentaria”, precisó en el comunicado Reza Ovissipour, profesor asistente del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Seafood AREC, Virginia Tech.

Agregó que “esto resulta útil para eliminar microbios que han desarrollado resistencia a los productos de limpieza estándar, y podría usarse para mejorar la eficacia de los desinfectantes convencionales”.

Tras los recientes retiros de lechuga romana, y otros productos, la investigación es prometedora, destacó Nick Dyner, director ejecutivo de Moleaer. “Desde la limpieza de las superficies de preparación de alimentos hasta el lavado de verduras de hoja verde, frutas y verduras, nuestra tecnología tiene el potencial de proporcionar una mejora poderosa, sostenible y libre de químicos a los métodos de limpieza tradicionales”, observó.

Más allá de eliminar patógenos como E. coli y listeria, el comunicado indica que las nanoburbujas han proporcionado a los agricultores y productores en más de 150 instalaciones y granjas en todo el mundo una solución de riego libre de químicos. Las verduras de hoja verde y las verduras cultivadas con nanoburbujas han aumentado la salud de las plantas y las raíces, además han acortado los tiempos de crecimiento y han aumentado los rendimientos, según se precisa en la nota de prensa.

¿Qué son las Nanoburbujas?

Las nanoburbujas son partículas de gas extremadamente pequeñas capaces de concentrar altos niveles de oxígeno. Mejoran la calidad del agua de riego para la agricultura.

Matetic Farms, Arándanos, Casa Blanca, Chile Aumento entre un 8% y 20% en la productividad (calibre de bayas). Mayor expresión vegetativa en brotación y poda (fotografía Kapicua)

Tiene un efecto acelerador del metabolismo de las plantas, logrando mejores cultivos y reduciendo las fases de producción. Cuentan con flotabilidad neutral, por lo que permanecen suspendidos en el agua durante meses. Controlan la presencia de patógenos y su carga negativa aporta a la absorción de nutrientes, mejorando la calidad de los cultivos.

Chile: Estudios en riego de arándanos y nueces

Cabe destacar que esta tecnología ha sido evaluada en la industria del arándano en Chile, a través de la asociación de Moleaer (EE.UU.) y Kapicua (Chile) en 2020.

De acuerdo a Cristian Gwinner, gerente del Área de Frutas de Elemental Foods, dicho estudio arrojó resultados alentadores, ya que, según indicó, se pudo observar un aumento en los niveles de oxígeno en el agua de riego. “Vimos un aumento del 11 por ciento en el tamaño de la fruta y la calidad general de nuestros arándanos por la utilización de nanoburbujas de oxígeno para mejorar la calidad del agua. Nuestras plantas han tenido un crecimiento vegetativo mucho mejor, con un vigor mejorado que ha producido un mejor tamaño del fruto”, precisó Gwinner.

Nick Dyner, CEO de Moleaer agregó: “Los agricultores de América del Norte y Europa ya han visto una mejora en la calidad del agua, el desarrollo de las raíces y una mayor productividad después de usar nuestra tecnología de nanoburbujas dentro de sus sistemas de riego. Estamos entusiasmados de llevar nuestra tecnología patentada a los agricultores latinoamericanos a través de nuestra asociación comercial con Kapicua”.

Finalmente se destaca también que INIA La Cruz lleva a cabo un estudio de la aplicación de esta tecnología en nogales, liderado por el Dr. Carlos Zúñiga. Pero también en otros países de nuestro continente se está evaluando su utilidad, por ejemplo, en Perú para cultivos hidropónicos.

Fuente: SimFRUIT

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s