Presidente de Fedefruta: “sistema frontal ha provocado una catástrofe agrícola”

“Estas lluvias fueron un fenómeno climático fuera de proporciones, una catástrofe que la fruticultura no había visto antes”, señaló el presidente de Fedefruta Jorge Valenzuela a la Ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, y a la Intendenta Rebeca Cofré, durante la reunión con agricultores y autoridades locales en Malloa, es una de las “Zona Cero” de los daños que provocaron las intensas precipitaciones, desplazamiento de tierras, granizos y tormentas eléctricas de estas últimas horas.

En la actividad, el dirigente gremial -quien además es productor frutero en Malloa- fue acompañado por consejeros de Fedefruta y aprovechó dar un segundo reporte tras el frente que golpeó particularmente con fuerza en las zonas productivas en plena cosecha de fruta.

“En este momento, vemos que el cultivo frutal más afectado es la uva de mesa, y estimamos que el 50% de las variedades de media estación, que se estaba por cosechar entre Valparaíso y O’Higgins, se haya partido”, reveló Valenzuela, “sin considerar otros daños como la caída de fruta y parrones que no soportaron el peso del agua”.

El presidente de Fedefruta agregó que el 40% del volumen de las exportaciones anuales de fruta fresca por parte de Chile corresponden a justamente a envíos de uva de mesa, “por lo que estas lluvias pueden generar problemas económicos y de empleo”. Junto con eso, informó sobre daños en carozos de la zona central como las ciruelas y los duraznos conserveros de exportación, como también, de los arándanos por cosechar de Ñuble hacia el sur.

En la zona de Malloa, en particular, cayeron 75 milímetros de agua en menos de 24 horas, “lo que unido al calor y los 29 grados que ha habido este domingo en la Región de O’Higgins, generan un escenario propicio para la proliferación de hongos y enfermedades”.

Propuestas

Frente a esta situación, el presidente de Fedefruta valoró la gestión de la Ministra de Agricultura María Emilia Undurraga, quien fue a una de las zonas más golpeadas para atender a los agricultores afectados por estas lluvias. “Agradezco a la ministra que haya venido rápidamente a terreno, para levantar información y conversar con fruticultores”.

El presidente de Fedefruta indicó también que este desastre climático y sus efectos en la fruticultura, deben ser vistos como un tema país a través de soluciones rápidas, como la adaptación del Fogape 2, diseñado como recurso de apoyo durante la pandemia, para los agricultores que reporten daños y compromiso en su sustento por esta crisis. Además, solicitó agilizar la adquisición de aplicaciones y herramientas que sirvan para evitar posteriores daños de hongos en la fruta.

A la reunión también asistieron los directores regionales de servicios del Minagri, el Seremi de Agricultura Joaquín Arriagada, el diputado Ramón Barros y el alcalde Arturo Campos, además del presidente de Frusexta Manuel Puga, y el presidente de los agricultores de Cachapoal, Francisco Dubois.

Detalle de los daños

La Federación de Productores de Frutas de Chile, Fedefruta, informó que ha estado monitoreando los efectos que las lluvias han generado en el campo y los huertos durante la jornada, con productores que han reportado daños importantes a las cosechas debido a este frente inusual de mal tiempo, que ha traído fuertes precipitaciones en las zonas productivas.

“En las regiones de Valparaíso, Metropolitana y y O’Higgins, un buen volumen de uva de mesa de de variedades rojas y blancas que se está cosechando, que es una cantidad importante, se está partiendo, dado que por la cantidad de agua que cayó, que fue mucha, genera ese tipo de daño”, señaló el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela.

“Variedades como Thompson Seedless, como Flame Seedless están con problemas, al igual que variedades de programas”.

El dirigente gremial señaló que hay antecedentes de parrones de uva de mesa que se han caído a causa del peso del agua, “lo que unido a la cantidad de fruta colgando, hace que las estructuras colapsen con tanta lluvia, y eso significa pérdida total”.

Jorge Valenzuela también se refirió a otras especies. “Hay huertos de duraznos conserveros que se han perdido en un 100%, porque los árboles se han caído por las lluvias. Esa es una fruta que se mancha con el agua y se pierde. Tenemos datos también de granizos en la zona de San Vicente de Tagua-Tagua, en O’Higgins, que botaron la fruta por cosechar. Las ciruelas que hoy están en cosecha, también sufrieron daños por partidura, aunque no toda”, comentó.

En otras zonas hacia el sur, además, como en Ñuble, se reportan daños en arándanos, la principal especie frutícola de la región, la que se encuentra en plena temporada de cosecha. “En manzanas y peras, no hay reporte de problemas hasta el minuto, y en cerezas no hubo daños, ya que esa especie terminó de cosecharse hace unas semanas. De todas maneras, seguiremos realizando un monitoreo de los daños ya que el frente aún no termina y los productores siguen evaluando la situación en sus predios”, concluyó Jorge Valenzuela.

Durante esta jornada, los productores de fruta han trabajado, accionando la aplicación de productos fitosanitarios y y medidas físicas y mecánicas para secar los cultivos de la manera más rápida y eficaz posible.

FUENTE: FEDEFRUTA

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s