Expectativas del mercado global de arádanos: FreshFruit se estima que las exportaciones de arándano peruano superarían los US$ 1,000 millones.

La campaña 2020/21 está motrando un incremento extraordinario de envíos, que está afectando el valor de la fruta en los principales mercados de destino.

Las exportaciones de arándano en el Perú se llevan a cabo entre los meses de julio y marzo, con picos en los envíos entre septiembre y diciembre. Sin embargo, este año, se observó un adelanto en la campaña, la cual inició en junio. En los tres meses y medio que se va exportando (hasta el 15 de septiembre), los envíos de arándano peruano sumaron 34,437 toneladas por US$ 217 millones, 74% más en volumen y 38% más en valor con respecto al mismo periodo del 2019.

El incremento de la oferta peruana en el mundo está ocasionando una caída en los precios de la fruta, los cuales rondan los US$ 5.96 por kilogramo, 21% menos que en el 2019. A pesar de este resultado, en FreshFruit se estima que las exportaciones de arándano superarían los US$ 1,000 millones. Esto permitiría que el Perú se consolide como el principal proveedor de este berry en el mundo y que el arándano se convierta en la principal fruta exportada por el Perú.

El arándano es una fruta que ha ganado popularidad entre los productores, principalmente en el norte del país. En la actualidad se estima que hay alrededor de 12,500 hectáreas cultivadas, las mismas que producen 274,415 toneladas de arándano y de las cuales se pueden llegar a destinar hasta 164,640 toneladas para la exportación. Asimismo, se espera que para el 2021 se incrementen 1,700 hectáreas más en Lambayeque y Piura.

En lo que va de la campaña, los principales destinos del arándano peruano fueron Estados Unidos, con 48% de participación; Europa, con 34%, y China, con 16%. En estos países las exportaciones peruanas mostraron un crecimiento superior al 50%. Es claro que la campaña 2020/2021 será particular para las exportaciones peruanas de arándano, pues el incremento desmedido de la oferta ocasionará una reducción en su valor. Asimismo, la pandemia del COVID-19 está afectando las tendencias en el mercado internacional, lo cual podría cambiar el consumo del berry.

PROBLEMAS EN ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos, Europa y China son los principales destinos del arándano peruano y, en conjunto, reciben el 88% de los berries que exporta el Perú.

En el caso de Estados Unidos, además de ser importador, es un país productor de arándano, cuya campaña dura los doce meses del año, con picos entre mayo y agosto. A este destino, el Perú envió 16,276 toneladas por un valor de US$ 21 millones, 64% más en volumen y 33% más en valor. Además de competir con la producción local, el arándano peruano debe lidiar con la oferta canadiense, mexicana y chilena. Según la Comisión de Arándano de Oregón, la producción local en esta campaña crecerá 30% y superará las 150 mil toneladas, mientras que en la producción mexicana se estima un incremento de al menos 25% y toda se envía íntegramente a Estados Unidos (único país de destino). Toda esta sobreoferta se compensó ligeramente por Canadá y Chile. El Consejo de Arándano de Canadá proyecta que la exportación de esta fruta hacia Estados Unidos (su destino más importante con 97% de participación) caería en 50% producto de los problemas ocasionados por el cambio climático, en tanto Chile espera en el mejor de los escenarios repetir su exportación de la campaña previa, algo muy difícil pues cada año disminuye su producción.

Hasta agosto, el mercado norteamericano estuvo pagando US$ 6.22 por kilogramo de arándano peruano, 19% menos con respecto al mismo periodo del 2019. Los arándanos que recibieron mejores precios fueron el local y el mexicano, que se cotizaron en alrededor de US$ 7.22 por kilogramo, 16% más que el peruano, pero 10% por debajo del precio obtenido en el 2019. Por otra parte, el arándano chileno tuvo un precio de US$ 5.97 por kilogramo, 4% menos que el peruano y 3% menos que en el 2019; mientras que el arándano canadiense se cotizó en US$ 4.12 por kilogramo, 31% menos que el peruano pero 12% más que su valor del 2019.

Frente a esta caída de precios impulsada por las mayores exportaciones desde el Perú, Estados Unidos empezó a evaluar una imposición de salvaguarda con el objetivo de proteger a sus productores. De prosperar, existe un riesgo de que el país norteamericano imponga restricciones, cuotas o aranceles a las exportaciones peruanas del berry y eso podría complicar a los agroexportadores peruanos.

LA SOBREOFERTA TAMBIÉN AFECTA EUROPA

Europa es un continente que si bien importa cantidades significativas de arándano, tiene zonas productoras. El único país que tiene una campaña similar a la peruana es Polonia, que produce entre mayo y septiembre. Sin embargo, no genera volúmenes significativos para proveer la demanda interna. Otro país con el que se compite en el viejo continente es Sudáfrica, país que exporta entre julio y enero.

El Perú envió a Europa 12,248 toneladas de arándano por US$ 68 millones, 107% más en volumen y 52% más en valor. En este mercado, el arándano fue absorbido sin un mayor descuento en el precio debido a que muchos proveedores europeos enfrentaron problemas con sus cosechas ante la ola de calor que azotó al continente. Se estima que algunas empresas llegaron a perder hasta el 70% de su producción debido a los cambios climáticos. Por otra parte, se estima que la producción de arándanos sudafricanos para la campaña 2020/2021 se incremente en 22%, superando las 22 mil toneladas de la fruta.

Hasta agosto, el mercado europeo pagó US$ 5.57 por kilogramo de arándano peruano, 27% por debajo de su cotización del 2019. Los arándanos locales y sudafricanos se cotizaron a mejores precios, entre US$ 6.1 y US$ 7.5 por kilogramo, lo que estuvo hasta 10% por debajo del precio obtenido en el 2019 y 34% por encima del precio del arándano peruano.

LA ESPERANZA EN CHINA

China es uno de los mayores productores de arándano en el mundo, sin embargo, dirige toda su oferta al mercado interno y aun así no logra cubrir su demanda. La producción china se complementa con la peruana, lo que es más evidente entre noviembre y enero, cuando disminuye su producción. En este mercado asiático compiten el Perú y Chile, países que proveen el 99% del arándano importado.

El Perú envió a China 5,875 toneladas de arándano por US$ 36 millones, 26% más en volumen y 10% más en valor. La producción de arándanos chinos en lo que va del año fue relativamente buena, a pesar de la escasez de mano de obra. En tanto, la oferta chilena podría ser similar a la del 2019.

Hasta agosto, el mercado chino pagó US$ 6.20 por kilogramo de arándano peruano, 13% menos con respecto al mismo periodo del 2019. El precio obtenido por la fruta es similar al del mercado estadounidense y mayor al asiático, por lo que se perfila como una buena opción para diversificar destinos, sobre todo si se implementan restricciones en Estados Unidos.


FUENTE: FreshFruit PERÚ

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s