Habrá mejor disponibilidad de agua para esta temporada de riego, pero no se puede hablar de fin de la sequía

Así se detalla en el último informe de Pronóstico de Caudales de Deshielo Temporada de Riego 2020-2021, dado a conocer por la Dirección General de Aguas (DGA).

De acuerdo a reciente informe de Pronóstico de Caudales de Deshielo Temporada de Riego 2020-2021 de la Dirección General de Aguas, la situación hidrológica de Chile es mejor en comparación a la temporada 2019-2020, pero menor a los promedios históricos (1981-2010) y no hay antecedentes que permitan pronosticar el término de la sequía en el corto y mediano plazo.

La DGA indica que, en términos generales, el país presenta dos condiciones. Entre las regiones de Atacama y Metropolitana se registró un alto déficit (entre el 50 y 100%), tanto en las precipitaciones como en la acumulación de nieve y, como efecto, los caudales se encuentran cerca o por debajo de los mínimos históricos.

En paralelo, entre las regiones de O´Higgins y Ñuble el déficit de precipitaciones es menor (20%) y los registros de acumulación de nieve son similares a los niveles históricos y los caudales experimentan una mejoría respecto a la temporada pasada, pero siguen bajo sus promedios históricos.

Respecto a la acumulación de agua, la entidad destaca que “hay que poner atención en el alto déficit (29%) de las lagunas del Maule y Laja, consideradas importantes reservas para el país”. Asimismo, agrega que se requiere seguimiento de la Región de Valparaíso. “Hasta agosto, el caudal del río Aconcagua, presentó registros inferiores a su mínimo histórico (temporada 1968-1969) y los embalses presentan un déficit importante respecto a sus promedios”, destaca la DGA en el informe.

Situación hidrológica actual


1.- Precipitaciones

En toda la zona que abarca el presente informe, las lluvias están caracterizadas por dos condiciones particulares. La primera, entre la Región de Atacama y la Metropolitana, donde las lluvias están muy por debajo de sus promedios, entregando déficits importantes que fluctúan entre 100% y 50%. La segunda, en el tramo comprendido entre la Región de O’Higgins y del Ñuble, donde los montos, aunque bajo sus promedios, muestran una situación mejor, con déficits cercanos al 20%.

La tendencia de la acumulación de nieve es similar a la presentada por las lluvias. Se registran déficits cercanos al 50% desde el norte a la Región Metropolitana y la situación mejora de la Región de O’Higgins hacia el sur, con volúmenes de nieve cercanos o similares a los niveles históricos.

2.- Caudales

Como consecuencia de la temporada 2019-2020 y de los déficits importantes de precipitaciones, entre la zona norte y la Región Metropolitana los caudales son cercanos a sus mínimos históricos o por debajo de ellos. Un caso puntual es el río Aconcagua, donde los caudales registrados hasta agosto en la estación fluviométrica Río Aconcagua en Chacabuquito, son inferiores a los registrados en la temporada 1968-1969 (mínimos históricos).

En cambio, gracias a las lluvias de julio y agosto, los caudales entre las regiones de O’Higgins y Ñuble muestran una leve mejoría, aunque aún son inferiores a sus promedios.

En términos generales, para las cuencas de este pronóstico, se da una condición de inicio baja que influirá directamente en un menor volumen para los meses de septiembre a marzo, debido a la recesión arrastrada desde la temporada pasada.

3.- Embalses

Las reservas que generan mayor preocupación considerando la condición observada y el pronóstico elaborado, son los embalses situados en la Región de Valparaíso. Los volúmenes estimados para la temporada hacen pensar en una condición futura, a pesar de los deshielos esperados, similar a la registrada hasta ahora (agosto 2019 a marzo 2020).
Para el resto del país, se observa una mejor condición para todo tipo de embalse, considerando la condición actual y los volúmenes pronosticados.

También, es importante destacar los déficits en dos grandes reservas del país, Laguna del Maule y Laguna del Laja, donde los volúmenes almacenados son bajos. En ambos casos, una mejora en la disponibilidad de recursos dependerá directamente de un manejo sustentable de cara al mediano y largo plazo y del registro de precipitaciones y acumulación de nieve que se den en los años futuros.

Fuente: SimFRUIT

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s