Investigadores trabajan en sistemas de envasado para mejorar la postcosecha y mantener la calidad de los alimentos

Especialistas de la Unidad de Postcosecha de INIA La Platina avanzan en generar envases activos e inteligentes, convirtiéndolos en una alternativa viable y efectiva para minimizar las pérdidas de producto, y maximizar la mantención de calidad en frutas.

Alimentos sanos e inocuos producidos bajos sistemas sustentables y envasados con materiales amigables con el medio ambiente, no sólo son tendencias internacionales. En Chile, los consumidores, cada vez más informados y con un estilo de vida cambiante, están exigiendo este tipo de características y los investigadores del Área de Alimentos del Futuro de INIA trabajan en satisfacerlas.
Específicamente, los avances en la industria de los envases están orientados en mejorar y asegurar la calidad de los alimentos, minimizando su impacto medioambiental. Por ello, un equipo multidisciplinario de profesionales perteneciente a la Unidad de Postcosecha de INIA La Platina, trabajan en generar envases activos e inteligentes, para convertirlos en una alternativa viable y efectiva para minimizar las pérdidas en frutas.
Los envases activos incorporan mecanismos que tienen la factibilidad de absorber o liberar compuestos al interior del envase, con el claro objetivo de mantener la calidad del producto, incluso evitando posibles contaminaciones. Principalmente, los envases activos con actividad antimicrobiana son utilizados para extender la vida útil de frutas, como en ensaladas mínimamente procesadas, listas para su consumo (IV gamma).
Para responder a esta demanda, en la Unidad de Postcosecha de INIA La Platina trabajan en la generación de un dispositivo activo con actividad antifúngica; factible de ser incorporado a los actuales sistemas de empaque para frutas de exportación.
Mientras que el caso de los envases inteligentes, es decir, aquellos envases que mejoran las tres principales funciones: contener, proteger e informar, INIA también trabaja en buscar mejores opciones para el mercado. Cabe destacar que, paralelamente, dentro de los envases inteligentes surgieron los sistemas responsivos, que son aquellos envases que generan una respuesta benéfica o informativa como resultado de un cambio específico que ocurra en el exterior o en el interior del envase.
En ambos casos, tanto en los envases activos o inteligentes, la investigación e innovación es fundamental, sobre todo considerando el aumento de la población en todo el mundo y, por lo tanto, la demanda por alimentos sanos e inocuos. De ahí que sea fundamental asegurar la salud de las personas con este tipo de envases y que la industria asuma este desafío junto a la academia e instituciones como INIA.

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s