LA IMPORTANCIA DE FIJARNOS EN BUENOS INDICADORES DE COMPETITIVIDAD / Isabel Quiroz, directora ejecutiva iQonsulting

Me alegro por este nuevo medio de comunicación. La vida está cambiando fuertemente y los esfuerzos por comunicar deben hacer lo propio, adaptándose y alcanzando a los nuevos actores.

Pensando en el tema de esta primera columna, me he acordado de un seminario al cual asistí hace un par de semanas en Viña del mar, estaba de invitado Luis Luchsinger, especialista en post cosecha y alertó de los problemas no resueltos en el manejo de post cosecha de la fruta en Chile, en el caso del seminario eran paltas, pero la  falta de prolijidad en la aplicación de conceptos fisiológicos, de rigurosidad en el monitoreo de indicadores y de rapidez en generar el ajuste de los procesos, nos está pasando la cuenta, no solo en Paltas sino en muchas frutas. Luis advertía además de lo bien que lo están haciendo en Perú y otros países.

Me he quedado pensando en cuál es el problema que nos afecta para esa falta de rigurosidad y precisión. La verdad es que no hay una sola respuesta y quizá hay un tema sociológico que está pesando en el punto que marca la diferencia entre una oferta y otra en los mercados, entre ser oferta de calidad u oferta  del montón, entre ser líder o seguidor.

En estas divagaciones aparecieron todas las charlas de connotados que inician su presentación con los impresionantes números alcanzados por el agro chileno y particularmente por la fruticultura de exportación, es este sector el que más está aportando al PIB agrícola y nacional. La letanía de las especies en que somos número 1 en el mundo o número 2 en volumen exportado, es por todos conocida. Sin desconocer la importancia de ello, ¿No será que de tanto repetirnos que somos número 1 ó número 2, estemos obviando otros indicadores que nos evidencien que el trabajo no ha terminado y que en realidad nunca termina?.

Pensaba en qué distinto seria si hiciéramos un ranking del avance de las posiciones en cada  especie exportada en vez de los valores absolutos, Sólo una muestra, en Uva de mesa bajó de 63% a 44% su participación desde el máximo exportado hasta la última temporada. En arándanos,  Chile ha retrocedido es de 79% hasta 50% y en paltas es desde 20% hasta 7%, en este caso, está referido a las exportaciones globales. Pero más importante que la pérdida de posición en volumen, es la pérdida del valor por Kg de los productos. Estos se han mantenido o bajado derechamente en algunas variedades. Esta situación afecta no sólo a algunas variedades de uva de mesa y arándanos sino también otras especies y ello, es pérdida de competitividad, porque la oferta  de Chile pierde valor para los consumidores. Al respecto, hay que rescatar que sólo la palta ha aumentado de valor unitario en los últimos años, estimulado por el incremento real en el consumo de este producto en el mercado  mundial. El cambio ha sido desde 1,45 USD FOB/Kg hasta 2,28 USD FOB/Kg en los últimos 5 años.

A estas alturas muchos dirán, y ¿las cerezas?. Es verdad, las cerezas son la única especie que ha exhibido una avance único y Chile es líder a nivel mundial y probablemente habría que estudiar los factores que lo han permitido para no seguir perdiendo terreno en las otras especies y así como en las cerezas se encuentran ejemplos de productores aislados en varias especies. El punto es que, como sector hemos perdido el liderazgo frente al avance de otros que lo están haciendo mejor que Chile.

En suma, la autocomplacencia que genera repetir que somos líderes en volumen exportado no es lo que enciende los motores de la alerta en la pérdida de competitividad que sienten productores y exportadores en la mayoría de las especies exportadas por Chile. Reconociendo la posición de Chile, sería bueno poner la mirada sobre los indicadores de pérdida de competitividad, esta es una herramienta más poderosa para inquietarnos a buscar las mejoras. Chile tiene las condiciones de producir fruta de calidad, pero una fruta puesta en el mercado con los más altos estándares de calidad e inocuidad, no es “natural”, es el trabajo de tecnología aplicada, meticuloso y preciso de toda la cadena. No sigamos durmiendo en los laureles.

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s