Estudio de la Universidad de Guelph: Un compuesto de la palta podría servir para tratar la leucemia

Un compuesto de la palta podría ofrecer una vía para mejorar el tratamiento de la leucemia, según un nuevo estudio de la Universidad de Guelph. El compuesto tiene como objetivo una enzima que los científicos han identificado por primera vez como crítica para el crecimiento de las células cancerosas, indica el Dr. Paul Spagnuolo, Departamento de Ciencias de la Alimentación.

Según informa Freshplaza, un reciente estudio publicado en la revista Blood, pone el foco en la leucemia mieloide aguda (LMA), que es la forma de leucemia más devastadora. La mayoría de los casos se dan en personas mayores de 65 años, y menos de un 10 por ciento de los pacientes sobrevive cinco años tras el diagnóstico.

Las células leucémicas tienen mayores cantidades de una enzima llamada VLCAD que participa en su metabolismo, según Spagnuolo. “La célula depende de esa vía para sobrevivir”, apunta, y explica que el compuesto es un posible candidato para la terapia con fármacos. “Esta es la primera vez que la VLCAD se ha identificado como objetivo en un cáncer”.

Su equipo estudió los compuestos nutracéuticos entre numerosos compuestos, en busca de cualquier sustancia que pudiera inhibir la enzima. “Resulta que la mejor procede de la palta”, comparte Spagnuolo.

Anteriormente, su laboratorio estudió la avocatina B, una molécula grasa presente únicamente en los aguacates, para su potencial uso en la prevención de la diabetes y el control de la obesidad. Ahora, Spagnuolo está ansioso por verla empleada en pacientes con leucemia.

“La VLCAD puede ser un buen marcador para identificar pacientes aptos para este tipo de terapia. También puede ser un marcador para medir la actividad del fármaco”, comenta. “Eso sienta las bases para un posible uso de esta molécula en ensayos clínicos con humanos”.

En la actualidad, en torno a la mitad de los pacientes mayores de 65 diagnosticados con LMA reciben tratamientos paliativos. Otros pueden someterse a quimioterapia, pero los tratamientos farmacológicos son tóxicos y pueden acabar matando a los pacientes.

“Se ha producido un movimiento en busca de fármacos menos tóxicos que puedan usarse”.

En referencia a un trabajo anterior que usaba la avocatina B para la diabetes, Spagnuolo indica: “Completamos un estudio con humanos con esta como suplemento oral y pudimos demostrar que se toleraban bastante bien cantidades apreciables”.

Este estudio ha sido financiado parcialmente por la Fundación para Investigación de la Leucemia, la Sociedad para la Investigación del Cáncer y el Instituto de Ontario para la Investigación del Cáncer.

Spagnuolo es coautor del estudio junto con los doctorandos de la Universidad de Guelph Matthew Tcheng y Alessia Roma, el exalumno de doctorado Nawaz Ahmed y la técnico Preethi Jayanth. Otros coautores son investigadores de la Universidad de Waterloo, la Universidad de Ontario Occidental, la Universidad McMaster, la Universidad de Colorado y la Universidad de Pittsburgh.

La Universidad de Guelph ha trabajado también con médicos clínicos del Hospital Princesa Margarita de Toronto.

Para más información:

Dr. Paul Spagnuolo

Departamento de Ciencias de la Alimentación – Universidad de Guelph

Email: paul.spagnuolo@uoguelph.ca

FUENTE: SIMFRUIT

Comenta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s